La Estatua de la Libertad de Nueva York

En Nueva York se encuentra el que con toda certeza es el monumento más famoso del mundo: La Estatua de la Libertad. Está emplazada en la Isla de la Libertad, al lado de la desembocadura del río Hudson y del Estado de Nueva Jersey.

Elena_03

El monumento, cuyo nombre formal es “La Libertad iluminando al Mundo”, es inauguró el 28 de octubre de 1886. Fue un regalo de Francia para conmemorar la celebración del centenario de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos. Su creación es fruto de dos eminencias del sector artístico y arquitectónico: Frédéric Auguste Bartholdi, el escultor principal de la estatua, y Alexandre Gustave Eiffel, encargado de la base así como de la estructura interna, el cual es mundialmente famoso por su construcción de la Torre que lleva su nombre en París.

Hasta 1902 fue utilizada como faro, instalando un generador eléctrico únicamente para desempeñar dicha función. En la actualidad es uno de los reclamos turísticos más importante de los Estados Unidos.

La Estatua de la Libertad es una representación de una mujer levantada, vestida con una túnica y con una corona de siete picos, simbolizando cada uno de ellos los siete continentes y los siete mares. Dentro de la propia corona se sitúan un total de 25 ventanas. Otra de sus características es la antorcha encendida que sostiene en alto con su mano derecha. Con su mano izquierda sostiene una especie de tablilla en la que aparece grabada la fecha de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos. Las cadenas rotas que se encuentran al pie de la estructura son el símbolo de la libertad.

Los materiales de decoración utilizados y aplicados en su recubrimiento son el cobre y el oro, estando presente este último únicamente en la llama de la antorcha. El color verdoso de la Estatua de la Libertad vino dado a partir de una reacción química conocida como patinación del cobre, aunque con el paso de los años se ha querido mantener dicho color y se han rechazado todas las proposiciones de repintar el monumento.

Pese a la sensación de inmensidad que provoca a todo aquel que la observa, su altura de 46 metros coloca a la Estatua de la Libertad en el 25º puesto en la lista de las estatuas más altas del mundo.

Para visitar la Estatua hay que coger un ferry que parte del Battery Park, al sur de Manhattan. Aunque la visita a la Isla de la Libertad está temporalmente suspendida por los daños causados por el huracán Sandy, el ferry permite tener unas vistas muy cercanas de la Estatua, además de visitar la Ellis Island, Governor Island, el puente de Brooklyn y más. El precio general del ticket es de USD 17 dólares, aunque hay descuentos para mayores de 62 y menores de 12 años. Aunque las vistas no son tan cercanas, una alternativa económica es coger el ferry que une Manhattan con Staten Island, que es gratuito.

Artículo basado en el artículo “La Estatua de la Libertad” de Y Nueva York.com

About these ads

0 Responses to “La Estatua de la Libertad de Nueva York”



  1. Dejar un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Sigue a Inex Cursos en Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 8.151 seguidores

InEx Cursos en Flickr

CGY- Alumnos en clase

CGY - Sala de ordenadores

CGY - Una de las aulas

Más fotos

De qué hablamos en el blog

InEx Cursos en Twitter


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.151 seguidores

%d personas les gusta esto: