Once trucos para aprender un idioma

Anne Matthies es miembro del equipo de babbel.com, la web interactiva en la que puedes aprender online más de diez idiomas diferentes. Desde 1997 es adicta al autoaprendizaje y ahora ha conseguido tener un nivel avanzado de italiano, inglés, francés, ruso y chino. ¿Su secreto? Nos lo cuenta ella misma a través de 11 trucos útiles.

1. Márcate un plan pero no te hagas prisionero de él. Cuando aprendes un idioma tienes que saber cuáles son tus objetivos: ¿necesitas un idioma para viajar o para tu trabajo? ¿Lo haces para presumir de saber hablar francés o ruso o sólo porque te gusta? Hazte un plan de cuánto tiempo dedicarás al idioma y qué te gustaría aprender. Pero no tienes que ajustarte a este plan, puedes cambiarlo cuantas veces quieras.

2. Date tiempo antes de hablar. Si no tienes un límite concreto, deberías posponer hablar el idioma hasta que puedas. Hasta entonces, simplemente escucha. Cuando te pongas a hablar, las palabras saldrán solas.

3. Tu estilo de aprendizaje está cambiando continuamente. Este estilo suele cambiar de acuerdo con tu estado de ánimo. Tienes que descubrir lo que mejor te va a ti en cada momento.

4. Estudia expresiones idiomáticas desde el principio. Estas expresiones son la esencia de cualquier idioma. Busca expresiones que te diviertan y compártelas con tus amigos. Te dará realmente sensación de estar enriqueciendo tu vocabulario.

5. Sé tú mismo. No te limites a nociones preconcebidas. ¿De qué hablas en tu idioma materno? ¿Qué cosas te interesan? ¿Qué te desanima? Decir algo en el idioma que estás aprendiendo será más fácil si lo quieres decir de verdad.

6. Apaga el ordenador de vez en cuando. Aprender online es maravilloso. Pero apaga tu ordenador e intenta recordar lo que acabas de aprender. A veces una palabra vuelve después de unos minutos.

7. Usa el idioma en la calle. Pide tu comida favorita en el idioma que estás aprendiendo. Cuando cojas el tren, imagina que has olvidado tu billete y que tienes que explicárselo al revisor.

8. Canta. Las canciones son muy buenas para aprender un idioma. Busca esa letra que siempre has tarareado pero nunca aprendido. Escucha la canción y canta a la vez.

9. Ten tu propio “día de inmersión”. ¿Estás aprendiendo francés? Ten un día francés. Escucha la radio francesa, ve películas, cocina comida del país, lee un periódico o busca nuevas palabras. No te preocupes si no te enteras ni de la mitad.

10. Permítete cometer errores. Nada es peor para aprender un idioma que querer ser demasiado perfeccionista. No temas hacer las cosas mal. No importa si usas de manera incorrecta una nueva frase o palabra, lo que importa es que ya la has aprendido y es tuya. De los errores se aprende.

11. No te rindas. Aprender un idioma puede resultar duro a veces porque pareces olvidar las cosas muy rápidamente. Es normal y parte del proceso de aprendizaje. Un idioma es un nuevo mundo. Conquístalo y disfruta haciéndolo.

.

.

Traducción libre del artículo Anne’s Language Learning Tips del blog de Babbel.com

Autor: inglesenelexterior

Desde 1995, representamos un grupo selecto de escuelas de idioma inglés en el exterior. Promoción de cursos de inglés en el extranjero.

1 thought on “Once trucos para aprender un idioma”

  1. El libro donde se dan muchos trucos para aprender inglés es Guía para los amantes del inglés que se puede descargar gratuitamente en http://www.leydeltriunfo.com

    El MISTERIO DEL INGLÉS

    Según el llamado “Informe Pigmalión”, sólo poco más de un 1% de los universitarios que terminan una carrera tienen suficiente nivel de inglés para trabajar en una gran multinacional. A mi entender, las razones más importantes de este bajo rendimiento son las siguientes: 1) Los estudiantes no son conscientes de que cada día se exige más nivel de inglés. 2) Los libros sobre el inglés son muy caros. 3) Casi todos libros existentes son bastante generales porque no están hechos para los castellanohablantes en particular ni para los no anglohablantes en general; para entender la mente de los no anglohablantes hay que ser no anglohablante; lo que ha hecho Ben Fernández está hecho con mucho amor; él no lo ha escrito para ganar dinero, como ocurre con casi todos los demás libros; de hecho la imprenta, Printone, imprimió mal la primera edición en papel y el autor ganó el juicio en el Juzgado de Valdemoro en 2007 y luego en la Audiencia Provincial de Madrid en 2009 con lo cual Printone está obligada a imprimirla de nuevo bien o a devolver el dinero pero Printone se fue a la quiebra poco después y ahora todavía no se sabe cómo va a terminar todo porque las cosas de palacio van despacio. 4) La información está muy disgregada: hay libros diferentes para la fonética, para el ritmo y la entonación, para la gramática, para la sintaxis, para las preposiciones, para los adverbios, para los verbos, para el vocabulario, para giros y modismos, para problemas específicos que tienen los castellanohablantes y los no anglohablantes con el inglés, para los signos de puntuación, para falsos amigos, para deletrear palabras, etc. Cualquier universitario o profesor de inglés necesita tener al menos varias docenas de libros para aprender inglés.
    ¿Cómo es posible que Ben Fernández ofrezca 60.000 euros a la persona que presente, aunque no sea el autor, hasta 20.000 libros en cualquier idioma del mundo, incluido el inglés, que sean tan completos juntos como este solo libro? Llevo casi 40 años enseñando inglés en España y no conozco ningún libro ni en castellano ni en inglés que ofrezca tanta información como la obra del Sr. Fernández, titulada “Guía para los amantes del inglés”, de 2469 páginas. Tiene todos los elementos indispensables para llegar a aprender y dominar el inglés. Habiendo tenido el privilegio de colaborar con el autor en la preparación de esta obra, puedo afirmar que ningún otro libro explica las dificultades del inglés para los no anglohablantes o castellanohablantes de una forma tan sencilla, clara, práctica, precisa, útil y profunda. Ningún otro libro hace una interconexión entre todos los elementos del lenguaje y una comparación continua tan completa entre el castellano y el inglés junto con cientos de claves para llegar a comprender el inglés en profundidad. El inglés es un todo unitario y no una serie de parcelas aisladas que no tienen conexión unas con otras como ocurre en muchos libros porque no tratan más que de una pequeña parte del todo.
    Considero, pues, que este libro, muy positivo e innovador, es un motivo de satisfacción para todas las personas interesadas en el inglés. Ningún libro ni en castellano ni en inglés llega a explicar con tanta claridad lo que ni siquiera muchos profesores de inglés llegarían a dominar en toda su vida sin la ayuda de este libro. Este libro marca un hito en la investigación y pedagogía del inglés porque combina todos los elementos importantes; tiene muchísima calidad (es fascinante el enfoque de las palabras que van con “do” y “make” y tantas otras cosas). Me alegra que un catedrático español haya dedicado tanto tiempo, más de 40 años, y esfuerzo a elaborar lo que yo llamaría “The Bible of English”. Me agradaría que alguna persona más lista que yo pudiera encontrar todos esos libros más completos para llevarse el premio. También me gustaría saber de dónde ha sacado este autor tanta información y la creatividad para facilitar tanto la tarea de aprender inglés a todos las personas que no son nativas; como nativo reconozco su gran labor y espero que este artículo sirva a todos los castellanohablantes y no anglohablantes que quieran descargar gratuitamente la segunda edición, virtual, en la página web http://www.leydeltriunfo.com Recomiendo esta guía a todos pero especialmente a los profesionales del inglés, a los universitarios y a todas las personas que tengan un nivel intermedio porque no se anda por las ramas; consigue la solución de miles de dificultades que ningún otro libro expone, quizá porque son muy complejas. Es un libro tan completo que servirá al que lo descargue para el resto de su vida, tenga el nivel que tenga. También me agradaría leer en su periódico comentarios sobre el tema de otras personas, aunque no sean profesores.

    Andrew Southall

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s