Cinco errores comunes al aprender idiomas

En general se considera que las personas más inteligentes son capaces de aprender más rápido un idioma. Por supuesto que la inteligencia ayuda. Pero el vínculo directo entre inteligencia y capacidad para aprender a hablar un idioma es en gran parte un mito. Lo que de verdad importa es tener estrategias o hábitos de aprendizaje que, más que con inteligencia, se adquieren con un poco de disciplina y voluntad de aprender.

Aquí tenéis los cinco errores más frecuentes que cometen los estudiantes de un idioma. El tenerlos en cuenta nos ayudará a crear hábitos de aprendizaje más eficaces.

El primero es no escuchar lo suficiente. Hay una escuela lingüística que cree que el aprendizaje de idiomas empieza con lo que se conoce como “período silencioso”. Un estudiante de idiomas necesita practicar mucho “listening”, como si fuera un bebé que aún no habla. Esto refuerza el aprendizaje de vocabulario y estructuras. Escuchar es la habilidad comunicativa que más usamos en la vida diaria, aunque puede ser difícil practicarla si no vives en un país nativo o asistes a clases intensivas. La solución es escuchar música, podcasts, series y películas. Además, gracias a Internet, puedes escuchar radios de cualquier lugar del mundo.

El segundo es la falta de curiosidad. Esto tiene que ver con la actitud hacia el aprendizaje, que es un factor clave cuando aprendes un idioma. Es importante tener una actitud abierta y positiva hacia el lenguaje que se aprende así como hacia su cultura.

El pensamiento rígido es otro error habitual. Aprender un idioma significa mucha incertidumbre, con nuevo vocabulario y muchas excepciones a la norma. Si eres el típico estudiante que ve una nueva palabra y corre a consultar el diccionario en vez de intentar adivinar el significado por su contexto, esto puede estresarte un poco y llegar a frustrarte. Intentar inferir significados es una tarea que en un principio se antoja complicada pero que resulta más estimulante que simplemente consultar un diccionario. Además, una vez que uno descubre el significado de una palabra (por asociación con otras, o por “pistas” que nos dé el contexto), la mente lo retiene mucho más fácil que las palabras que buscamos en los diccionarios.

Usar un único método es el cuarto error. Este método puede ser el habitual de escuchar y repetir o seguir un libro de texto. Estos métodos no tienen nada de malo pero no es bueno seguir sólo uno. El mejor sistema es usar una mezcla de todos y uno que incluya las cuatro habilidades (leer, escribir, escuchar y hablar).

Por último, el miedo es otro factor común. Para aprender, mejorar y usar el idioma que estás aprendiendo, necesitamos, después de haber escuchado mucho, hablar, hablar y hablar. Pero muchos estudiantes experimentan timidez e inseguridad a la hora de hablar, por miedo a cometer errores. Y esto no tiene nada que ver con el nivel del idioma que un estudiante posea. ¿Cómo se pierde este miedo? Hablando mucho, aunque se cometan errores haciéndolo, pues de estos errores también se aprende muchísimo.

Autor: inglesenelexterior

Desde 1995, representamos un grupo selecto de escuelas de idioma inglés en el exterior. Promoción de cursos de inglés en el extranjero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s